¿Hasta cuando? Hasta que conquistemos las estrellas. Este podría ser nuestro lema, quizás un pelín ambicioso, tal vez. Al fin y al cabo, de eso trata Space Opera, de conquistar las estrellas.

En un principio nuestra idea se reducía a crear un juego de mesa para que pudiera jugar un grupo de amigos, un juego que, con adquirir una copia, se pudiera jugar de 2 a 6 jugadores. Conforme las mecánicas del juego se iban definiendo e imaginábamos futuras expansiones, el germen de una nueva idea apareció en nuestras cabezas. Si cada jugador pudiera elegir una especie alienígena y jugar con un mazo propio diseñado por él, eso enriquecería el rol que podríamos darle a cada expansión.

Finalmente, por las características del juego, hemos decidido que convivan ambas opciones. Se puede jugar con un único mazo y repartiendo las especies al azar, o bien que cada jugador juegue con una especie elegida y su mazo. En el juego original se incluirá un único mazo de juego, el mazo de sistemas estelares, 12 especies alienígenas y las fichas necesarias. Cada expansión constará de 165 cartas, 100 de estas diseñadas para poderlas substituir el mazo de juego original, las otras 65 ampliaran el metajuego especifico de cada tipo de especie y serán cartas para que cada jugador se haga su mazo de juego con cuarenta cartas y su especie elegida.

Nuestros planes para el futuro inmediato de Space Opera consisten en lanzar el juego original. De ese modo, si con cada copia pueden jugar hasta seis, cada cliente podrá mostrar el juego a sus amigos. Tras esto, nos gustaría poder seguir sacando expansiones.

A partir de ese momento ya se verá, dependiendo de si tiene más éxito el juego casual o competitivo. De todas formas, somos unas personas inquietas y ambiciosas, no nos detendremos hasta colmar el mercado europeo por lo menos. Deseamos que este juego tenga éxito porque nos encanta y porque creemos que puede tenerlo. Nuestro sueño es que algún día los futuros autores de ciencia ficción aspiren a que sus obras formen parte de Space Opera.

¿Cual es nuestra meta? ¿Hasta donde queremos llegar? No lo sé, ¿hasta las estrellas?