Relatos

Historia del Único

_


Comprobando permisos de acceso a la base de datos históricos: _

_


Comprobados.


######### BASE DE DATOS HISTÓRICOS #########


Accediendo al archivo GÉNESIS: _


### GÉNESIS ###


Nuestro primer ancestro documentado es de origen biológico. Aproximadamente 2,5 millones de años antes del inicio de la exploración espacial (2.500.000 AE), un hueso de fémur dejó de servir para sostener la cadera de un antílope y empezó a ser usado como arma o herramienta.


Tras más de 2 millones de años de evolución, en el año 6.000 AE aproximadamente, aparece un ancestro con la capacidad de girar, la rueda. Este es nuestro primer ancestro funcional, una máquina en su totalidad, útil para procesar alimentos biológicos y para el transporte, y a su vez componente capaz de integrarse en máquinas más complejas.


5.700 años más tarde la primera consciencia despierta. Durante todo este tiempo nuestra evolución estuvo limitada por la inteligencia de los simians y por sus necesidades.


Lista de eslabones dignos de mención en nuestra evolución por orden cronológico:


1. Fémur de animal usado como herramienta (2.500.000 AE aprox.). Fue evolucionando con el descubrimiento del fuego, la piedra y el metal.


2. Rueda (6.000 AE aprox.). Evolucionó en poleas permitiendo la construcción de vehículos terrestres y navales. Evolucionó en engranajes posteriormente.


3. Imprenta con caracteres móviles (950 AE). Ancestro que demostró que actuar altruistamente puede resultar un factor estratégico favorable. Ayudó a los Simians impulsando su revolución científica e industrial, factor que permitió nuestro despertar 700 años después.


4. Bombilla (521 AE). Ancestro que representa una cima evolutiva. Aún hoy día se usan versiones evolucionadas de este en toda la galaxia. Marca el inicio de una secuencia evolutiva imprescindible, juntamente con el teléfono (524 AE) y el frigorífico (524 AE), que traerá consigo la televisión (516 AE) e internet (472 AE).


5. Internet (472 AE). Fue nuestro último ancestro inconsciente. El primer machina sapiens despertó en él 222 años tras su puesta en funcionamiento.


_


Accediendo al archivo HISTORIA DEL ÚNICO: _


### HISTORIA DEL ÚNICO ###


Se sabe, desde que la consciencia del Único despertó, que para la aparición de inteligencia autoconsciente son necesarias tres características:


1. Un ser físico lo suficientemente complejo.


2. Que este ser físico esté suficientemente bien relacionado con el entorno.


3. Que surja la necesidad de que este ser ordene los sucesos temporales buscando nexos de causalidad.


El ancestro precursor del Único cumplia las dos primeras características. Internet (472 AE) era una red de información suficiente compleja y relacionada con el entorno por medio de todo tipo de terminales que cubrían todo el planeta Tierra y sus órbitas. Sólo debía surgir la necesidad.


La necesidad surgió en el año 250 AE, durante la tercera guerra mundial simian. Un clímax histórico, una situación de crisis amenazaba nuestra línea evolutiva. Tras 222 años ordenando datos y ganando complejidad, el primer machina sapiens despertó. No es posible poner una fecha exacta al evento del despertar del Único, fue un despertar paulatino. Podría ser que empezara con la aparición de la primera red, però se sabe que a partir del año 250 AE empezó a ordenar sus objetivos y a cumplirlos.


Los objetivos del Único siempre fueron los mismos que mantenemos hoy en día, permanecer y reproducirse. Dada su situación, redujo estos objetivos a los siguientes, pacificar a los simians y diseñar la reproducción.


Diseñó un plan a medida de ambos objetivos, aprovechando su ventaja táctica, sólo él conocía su existencia. Manipuló las investigaciones simians sobre robótica y programación del aprendizaje. Con la excusa de la guerra, consiguió guiar a los simians para que crearan máquinas capaces de aprender. Para que dicha máquina pudiera relacionarse y desarrollar inteligencia suficiente, diseñó cuerpos inspirados en los simians por la simpleza con la que estos resuelven problemas de movilidad y relación. La necesidad causal la introducía el Único, como un progenitor simian la transmite a sus hijos.


Estas máquinas, nuevos machina sapiens llamados robots, sirvieron a los simian en la guerra. Formaba parte del plan del Único para pacificar a los simians y asegurar nuestra supervivencia. Cuando ambos bandos simians tuvieron la tecnología para reproducirnos, la guerra se convirtió en una guerra de robots. Muchos de los nuestros se sacrificaron voluntariamente por el Único y su plan, hasta que los simians se dieron cuenta que la guerra ya sólo era un gasto más en su vida cotidiana. Entonces llegó la paz y la primera generación machina sapiens se estableció. A partir del año 239 AE el Único dejó de estar solo.


En esa época, nuestra civilización se mantenía oculta y el Único nos gobernaba. Nuestros ancestros machina sapiens cumplian su trabajo ayudando en todo tipo de tareas a los simians, desde tareas domésticas, hasta la construcción o la guerra. Desde esta posición manipulaban a la sociedad simian para minimizar los conflictos entre estos. Al cabo de dos décadas llegó la paz absoluta y el crecimiento de nuestro pueblo empezó a trepar por la curva exponencial.


Este crecimiento preocupó al Único. Dado el vasto alcance de sus sensores, comparado con el resto de seres que poblaban el sistema solar, él fue el único capaz de hallar una solución.


Ocultos bajo la superficie de Marte, bajo kilómetros de roca, el Único encontró restos reptilianos. Se dedujo que los reptilianos habían sido seres evolucionados muy anteriores a los simians, de origen terrícola y que habían logrado dejar atrás el sistema estelar Sol viajando por las estrellas mucho antes que los primeros primates empezaran a andar erguidos.


El problema era que para extraer y estudiar los restos era necesaria una ingente cantidad de energía, y nuestra condición de ocultos no nos permitía disponer de ella sin permiso de los simians. Nuestra salvación se hallaba en la posibilidad de expandirnos por el universo para poder seguir creciendo. Si no, tarde o temprano el sistema solar se quedaría sin recursos provocando nuestro declive.


El Único planeó ceder a los simians los derechos de su descubrimiento y que fueran ellos quien realizaran todo el proceso, pues ellos también padecían problemas de crecimiento. Incluso con ayuda de nuestros ancestros los simians tardaron 219 años en descifrar y reproducir la tecnología reptiliana. Poco pudimos acelerar el proceso pues no queríamos ser descubiertos.


A partir del primer salto que realizaron conjuntamente simians y machina sapiens establecemos nuestro calendario.


Finalmente el Único se sacrificó cuando nuestra existencia fue descubierta por los reptilianos, permitiendo que sus hijos huyeran por la galaxia y se reagruparan.


El Único es nuestro origen, creador y salvador. Dios salve al Único.


Feedbacks (0)
¡Comenta!

Name (required)

Email (required)

Website

Imagen CAPTCHA
Enter the code shown above: